Profesionales y técnicos de Salud Pública pararán por 24 horas

0
420

Trabajadores de la salud pública provincial, nucleados en la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH), ratificaron su “rechazo al incremento salarial” ofrecido por el Gobierno y convocaron a un paro total de actividades por 24 horas, a realizarse el miércoles 16.

El sindicato sostiene que la oferta salarial fue decidida “sin escuchar a las bases, y en clara señal de discriminación hacia los trabajadores que no fuimos siquiera convocados a discutir la pauta para el año”.

La modalidad de la medida de fuerza incluye concentraciones en todos los establecimientos sanitarios del territorio provincial. En Resistencia, la entidad se concentrará en el hospital Perrando desde las 10, donde expondrá a la sociedad los reclamos del sector.

“Vamos a seguir perdiendo”

Desde la APTASCH manifestaron que “hay diversos motivos” por los que se muestran  que nos disconformes con la oferta”. Y enumeraron: “En primer lugar, el 42% anual que fue anunciado para este 2022 está por debajo de todas y cada una de las proyecciones privadas que existen en referencia a la inflación, que se espere que cierre el año en el 50%. Por ende, en este año vamos a seguir perdiendo el valor de nuestro salario”.

Detallaron además que “entre 2016 y 2020, solo para tomar un período de referencia más cercano, nuestro salario perdió casi el 60% de su poder adquisitivo, a partir de una inflación que no cede y de gobierno que nos ignoraron”.

“Reconocemos que en 2021 hubo una leve mejora, pero no alcanzó para que se recomponga el salario por las fuertes pérdidas de los años anteriores. Ahora, la oferta 2022 volvería a ser un nuevo paso atrás, y la recomposición salarial se ve aún más lejos que antes”, añadieron.

A través de un comunicado de prensa, el sindicato acusó: “No solo los incrementos por debajo de la inflación nos condenan a tener sueldos de miseria, sino también el hecho de que el gobierno no paga bonificaciones básicas a miles de trabajadores, empujando hacia abajo los salarios y obligándolos no a vivir, sino más bien a sobrevivir, al tener salarios muy bajos que no hacen otra cosa que empujarnos a la pobreza”

“Queremos que el mensaje sea claro: si los salarios a los trabajadores siguen estando por debajo de la inflación, seguimos perdiendo poder de compra, se nos va a hacer aún más complicado llegar a fin de mes; va a ser más difícil comprar alimentos, vestir a nuestros hijos, y ni hablar de poder darnos algún gusto, algo que nos merecemos por todo el trabajo que realizamos”, expresó.

“Los jubilados son ignorados por aquellos que dicen defenderlos”

Por otra parte, la APTASCH se refirió a la situación de los trabajadores pasivos. “Nuestros jubilados vuelven a ser golpeados. La inclusión de aumentos en el refrigerio, que no lo cobran los pasivos, pero que es considerado dentro del aumento salarial en general, hace todavía más grande el perjuicio contra los pasivos. Un Gobierno que basa su oferta salarial en el aumento de montos en negro es simple y llanamente un gobierno que no le interese la calidad de vida de los jubilados, personas que han trabajado a destajo durante décadas y décadas de sus vidas, y ahora son complemente ignorados por aquellos que dicen defenderlos”, indicaron.

“El Chaco necesita terminar de una vez por todas con la política de otorgamiento de montos en negro, que distorsionan el salario, perjudican a jubilados y generan una falsa ilusión de tener mayor sueldo, cuando son migajas que no hacen a un real reconocimiento salarial por lo que hacemos”, consideraron.

“El gobierno no quiere escuchar el pedido y reclamos de los trabajadores”

Desde el sindicato también insistieron en la discriminación durante las negociaciones: “Es inaceptable que un gobierno democrático excluya a gremios en las discusiones paritarias. No fuimos convocados a negociar la pauta salarial, siendo un gremio que representa exclusivamente a trabajadores de salud pública, un área no solo muy sensible por los servicios que lleva a cabo, sino también altamente representativo por el volumen de trabajadores que existen de nuestro sector, dentro de la administración pública. Está más que claro que el gobierno no quiere escuchar el pedido y los reclamos de las bases, y prefiere negociar a puertas cerradas solo con un puñado de dirigentes”.

Reiteraron además el reclamo de “la inmediata resolución de los miles de precarizados que existen en salud pública, condiciones de trabajo dignas, aumento del valor de la guardia”.