Rodrigo: el que hundió el barco para subirse al bote como primer candidato a diputado nacional

0
299

La Cámpora es y será el mal innecesario de CFK, tener un hijo consentido, que además tiene una banda de yupies zánganos que viven de la política, es un lujo que sólo un dirigente político con gran solvencia electoral o gran soberbia personal, puede darse.

Un mal acuerdo es peor que un desacuerdo

El acuerdo que se derrumbó, podría tener diferentes calificaciones tomando números del 1 al 10, dependiendo desde que sector y quién lo califique, pero era un “Acuerdo”.

Las definiciones de las instancias provinciales, volvían a postergarse para más adelante y aún así, el PJ tenía unidad para afrontar las elecciones nacionales.

Hundo el barco, tomo el bote y me salvo solito

Allí apareció el individualismo y el “me salvo yo o no se salva nadie” del actual concejal Rodrigo Ocampo, que tomó la iniciativa de contactarse con el Grupo Patria y operó con Máximo Kirchner, para bajar a Gustavo Martínez del primer lugar de la lista de diputados nacionales. Claro que ese era un lugar formal, el dirigente capitalino tiene sobrado trabajo y expuestas sus intenciones para postularse como intendente. En otras, palabras, el nombre para ocupar ese lugar en el Congreso lo designaría Gustavo Martínez y no lo ocuparía él.

El Rodrigazo Chaqueño

“La Jefa” recibió el parte venenoso que incluía injurias e imputaciones no comprobadas, ni siquiera denunciadas en la justicia contra Martínez. Luego llamó a Marín Pilatti Vergara, quien en más o en menos, confirmó el «Rodrigazo chaqueño» respaldando el rechazo a Martínez. Así, decidió vetar el primer lugar para un hombre o mujer que designe este dirigente con peso electoral en Resistencia y en toda la provincia.

Roto los códigos y ante semejante “per saltum político” el intendente de Resistencia, se retiró de la mesa de discusión no sin antes decirles algo como “ahí, tienen, vayan y hagan campaña y ganen las elecciones, yo sigo trabajando en la intendencia y me reservo para las provinciales”.

Vayan y remen ustedes

No hace falta hacer cálculos, con el respeto que se merecen estas figuras políticas, pero: ni Marín Pilatti ni Rodrigo Ocampo, saben cómo encarar una campaña, no conocen palmo a palmo el Chaco y no llegarán a reunir ni siquiera la cantidad de fiscales necesarios para los comicios, imaginen la cantidad de votos…

Es así, como el egoísmo y la ambición desmedida de un joven camporista, que no tiene los kilates ni la trayectoria, ni los votos, hundió el barco de la unidad justicialista para navegar en soledad, buscando una banca en el Congreso Nacional. Y usted, seguramente, se preguntará porqué quiere ser diputado nacional?…la respuesta es obvia, parafraseando a la china, “no hay polqué”.

Fuente: infoqom.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here