Sampayo llamó “puto hijo de puto” a Capitanich

0
1291

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales: Jacinto Amaro Sampayo y su entorno relativizaron las expresiones que le valieron un pedido de detención del fiscal federal Patricio Sabadini que la juez Zunilda Niremperger rechazó y la apertura de una causa en la Justicia provincial.

El lunes el sindicalista había disparado su enojo hacia la ciudadanía de Resistencia por el magro resultado electoral del último domingo cuando compitió como candidato a intendente. “Que quiere esta gente de mierda”, dijo, y lanzó un paro: “Que se cague este pueblo de mierda, pacato”.

En el mismo tono, el martes mandó a “sacar” a los trabajadores que no habían acatado la medida d fuerza y a “cortar la luz” en la Municipalidad para asegurarse el paro y la asistencia del personal a su asamblea.

Entre otras cuestiones también había advertido: “Podemos reventar Resitencia” y “tenemos los elementos para contaminar el medio ambiente”, refiriéndose a la recolección de residuos, lo que trajo a la memoria las protestas contra la intendencia de Benicio Szymula, cuando los camiones volcaban basura en las calles del microcentro.

Y siguió adjetivando. Criticando la falta de respuestas a sus reclamos, definió al intendente Jorge Capitanich como “puto de mieda, buitre”, y siguió con “hijo de puto”.

“El General (como llama su “tropa” a Sampayo) habla siempre así, es su manera de expresarse, no hay que malinterpretarlo. Nunca habló de poner bombas. Lo que pasa es que para los que no están acostumbrados puede sonar chocante”, lo de defendieron sus seguidores más próximos en varios medios de comunicación, insistiendo en que “fue sacado de contexto”.

Pero las amenazas siguieron: “La directora de Bromatología, ¿cómo se llama la buitre esa? La Camors, hay que llegarle porque está apretando a los trabajadores, que vengan a trabajar mañana o serán sancionados”.

Pero quién puta te creés que sos vos Raquel Camors, traidora de los trabajadores. Te vamos a llegar. Hay que llegarle, agarrarle de las mechas y sacarle…”, gritó, y completó ironizando: “Ay perdón, no, estaba diciendo jugando”. Y uno de sus colaboradores completó: No lo hagan enervar al Negro porque él está condicionado. Era un chiste”.

 

Fuente: HDP Noticias.