Se realizó la charla sobre cannabis medicinal y sus aspectos jurídicos

0
268

Más de 200 personas asistieron este viernes a la charla organizada por la Asociación Pensamiento Penal en torno al “Cannabis Medicinal: aspectos médicos, éticos y jurídicos” en el auditorio legislativo “Nilda Telma Farre de Vaernet”, sobre calle Roque Sáenz Peña 167.

La misma tuvo como disertantes a la diputada nacional Lucila Massin; a Carlos Magdalena, jefe de Neurofisiología del Hospital de niños R. Gutiérrez de la Ciudad de Buenos Aires y director de la carrera de médico especialista en Neurología infantil de la UBA; y Mariano Fusero, abogado y especialista en política de drogas del Centro de investigación y docencia (CIDE) de México y director del área de Política de Drogas de Asociación Pensamiento Penal.

La actividad concitó la atención del Superior Tribunal de Justicia, que la declaró de interés judicial; lo mismo hicieron la Legislatura Provincial y la Defensoría General, organismo cuya titular también adhirió a la charla, junto al INSSSEP y la Secretaría de DDHH de la Provincia del Chaco

Además se destacó la presencia de la Defensora General del Poder Judicial, Alicia Alcalá, el diputado nacional Juan Manuel Pedrini, los diputados provinciales Luis Obeid y Sergio Vallejos, y Germán Bittel, candidato a diputado provincial.

La charla

Durante más de tres horas el público escuchó las definiciones ofrecidas por los especialistas. La apertura estuvo a cargo de la diputada Massin, quien se refirió a las “limitaciones” de la Ley 27350 de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados, aprobada este año por el Congreso de la Nación.

Massin señaló: “Esas restricciones hacen endeble la funcionalidad de la normativa dado que los pacientes que necesitan acceder al producto con urgencia, no pueden hacerlo porque sus dolencias no están contempladas (sólo pueden importar el medicamento quienes padecen epilepsia en sus diversos tipos), o porque el producto, por su costo, resulta inaccesible, o porque aún no se iniciaron las investigaciones locales que dispuso la ley, además de que sigue penalizado el autocultivo”.

En tanto, Carlos Magdalena inició su exposición revelando cómo se aproximó al tema del Cannabis Medicinal, a partir de que sus pacientes le mostraran la efectividad del producto para morigerar convulsiones o para suavizar dolores intensos.

El neurólogo detalló cómo a partir de ese descubrimiento comenzó a estudiar el tema y así se enteró de que “no sólo en Argentina sino que a nivel internacional, diversas investigaciones científicas y publicaciones acreditaban el valor terapéutico de esta sustancia para un sinnúmero de dolencias que abarcan desde las epilepsias refractarias hasta el parkinson, diabetes, cáncer, enfermedades autoinmunes y un largo etcétera de padecimientos”.

Por su parte, Mariano Fusero ofreció una pormenorizada historia de la prohibición del Cannabis y se sumó a las afirmaciones de Magdalena en cuanto a la “exhaustiva recopilación de investigaciones que han comprobado de modo contundente la efectividad de esta planta para el alivio de múltiples enfermedades”.

Luego hizo foco en la Ley de narcomenudeo y señaló: “Su aplicación contribuyó a engrosar las estadísticas de criminalización de jóvenes en estado de vulnerabilidad socio económica”.
Denunció que “entre el 70 y 80 por ciento de las causas de la Justicia Federal está vinculada a perseguir consumidores”. Asimismo, criticó: “El Federal es un fuero de excepción que tiene a cargo graves delitos como corrupción, narcotráfico, etc., y que en realidad se dedica fundamentalmente a perseguir consumidores”.

“Ustedes acá tienen un fuero de narcomenudeo con una dilapidación de recursos enmascarada en una cuestión de persecución al crimen organizado que no persigue ningún narcotraficante”, opinó luego, el especialista. Y afirmó que este fuero “claramente está persiguiendo pibes de barrio, humildes”, afirmó Fusero.

Por último, Fusero agregó que la Procunar –Procuraduría de Narcocriminalidad- “en todos los lugares donde se crearon fueros de narcomenudeo y se empezó con estas posturas de guerra a las drogas respecto a la venta minorista, lo que sucedió es que disminuyó la posibilidad de la Justicia Federal de investigar el crimen organizado y (en cambio) aumentaron los índices de criminalización de los usuarios mediante figuras que están relacionadas con la inconstitucionalidad declarada por la Corte Suprema hace 31 años con el fallo Bazterrica y desde hace ocho años en el fallo Arriola”.

“Al culminar el evento los asistentes comentaban a los organizadores su entusiasmo por la seriedad y profundidad con que fue abordado el tema y demandaron que se realicen más actividades de este tipo”, señalaron desde la organización.

Fuente: DiarioTag

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here