Solicitan al Ejecutivo cancelar el traslado de la Dirección de Salud Mental

0
169

Este martes, en sesiones ordinarias del Concejo Municipal de Resistencia, se aprobó el proyecto de resolución impulsado por la concejal María Cecilia Baroni, solicitando al Poder Ejecutivo dejar sin efecto el traslado de la Dirección de Salud Mental.

La Ley Nº 26.657 regula la protección de los derechos de las personas con padecimiento mental en la República Argentina, y la Autoridad de Aplicación de la Ley de Salud Mental de la provincia es la Dirección de Salud Mental, que depende de la Subsecretaría de Promoción y Prevención de la Salud dependiente del Ministerio de Salud Pública del Chaco.

Sin embargo, mediante el Memorándum N° 05/17 proveniente de la Subsecretaría de Promoción y Prevención de la Salud, se dispuso el traslado de la Dirección de Salud Mental al edificio ubicado en Yrigoyen 736, donde se encuentra funcionando el Centro de Referencia en Adicciones, por supuestas razones operativas.

“El traslado de una Dirección para que funcione en un dispositivo que depende de la misma, con una atención de una problemática específica, implicaría su desfuncionalización y la descentralización que la misma debe poseer por el nivel jerárquico que ostenta. Un traslado de ésta índole conlleva la desarticulación de las funciones de la Dirección y su conexión con el resto de las jurisdicciones que por ley se encuentra obligada a sostener”, manifestó la concejal.

“Con el traslado de la Dirección de Salud Mental, al funcionar esta como Autoridad de Aplicación de la Ley, perjudicaría sus funciones al no puede atenerse únicamente a la atención de una sola problemática, que es la atención en consumos problemáticos”, detalló.

“Trasladar la sede de la Dirección de Salud Mental implicaría su desmantelamiento y reducción de las funciones de la misma, desplazando a las personas con padecimientos mentales y la protección de sus derechos como centro de protección y atención, enfocando la problemática en una cuestión meramente logística y superficial, quedando al desamparo la real protección de sus derechos y contención efectiva” expresó la edil.

Forma parte de los derechos de toda persona, la mejor atención disponible en salud mental y adicciones, un trato digno, respetuoso y equitativo, propugnándose la responsabilidad indelegable del Estado en garantizar el derecho a recibir un tratamiento personalizado en un ambiente apto con modalidades de atención basadas en la comunidad, entendiendo a la internación como una medida restrictiva que sólo debe ser aplicada como último recurso terapéutico.

Fuente Diario TAG

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here