Sudoeste: un año complicado con la lluvia que termina en las rutas con el aumento de retenciones

0
293

Aún se ven las secuelas de la lluvia en los caminos rurales, los consorcios camineros no dan abasto con los reclamos, y las respuestas que piden al APA (Administración Provincial del Agua) a Vialidad Provincial, y a Vialidad Nacional, aún no tienen eco.  Entre diciembre y mayo, varias localidades del sudoeste chaqueño se vieron gravemente afectadas por las precipitaciones  históricas que se registraron: las lluvias más importantes de los últimos 50 años.

Los productores de la zona oeste perdieron cultivos y animales, y aún hay campos afectados en sus suelos y también caminos rurales, que dificultan la salida de la producción. Los productores no pararon, y decidieron seguir sembrando, seguir  trabajando en su ganado, en sus animales, pero pidiendo respuestas por obras como el canal de Pampa del Cielo, que fue uno de los puntos de conflictos, en el cual ahora se está trabajando.

Mesón de Fierro y El Palmar, Santa Sylvina e Itín, fueron escenarios de familias y animales bajo agua, que recorrieron todos los medios provinciales y nacionales. El impacto, se vió tiempo después en los suelos, que quedaron complicados en su nutrición. A esto hay que sumar la destrucción de caminos, y la situación de los consorcios camineros, que pidieron a Vialidad Provincial reveer el presupuesto de los mismos para lo que implica la reconstrucción de los mismos, sin parar.

Reconstrucción de los caminos

“Ha sido un año malo, principalmente por el clima, se redujo ampliamente el rinde y muchos cultivos se perdieron. Con esta son dos campañas complicadas, para la mayoría”, señala el productor Marcelo Aquilino, que además este año asumió como presidente del Consorcio Caminero 14.

“Económicamente la mayoría de los Consorcios está mal, porque ha caído la recaudación, no recibimos los aportes que recibimos otros años y no podemos arreglar los caminos, ya que este año se destruyeron la mayoría. Los fondos no alcanzan, y estamos haciendo lo que podemos. La gente nos pide alcantarillas y no estamos autorizados, el APA está en problemas también”, indicó

“Hay un sistema que no está bien, en la distribución de los aportes, ya que viene la misma cantidad de combustibles, por ejemplo, pero no tienen los mismos kilómetros que otros”, agregó

58meson ingreso.jpg
Fueron varias las localidades que recibieron un importante caudal, Mesón de Fierro, Gancedo, y El Palmar tuvo campos donde el agua superaba los dos metros

Comentó además que se están llevando a cabo trabajos, por las nuevas lluvias. “Ahora estamos trabajando los costados de los caminos, y en algún sector dentro de los campos. No estamos ocupando fondos de los consorcios, están colaborando vecinos y algunas empresas que venden insumos, que fue la única manera de poder terminar estos kilómetros, aproximadamente 25 kilómetros, con 18 mil litros de gasoil que pusimos los vecinos, porque desde las provincias nos dicen que no tienen fondos”, explicó

No es el único camino, la Ruta 89, entre Pinedo y Capdevila, sufrió ampliamente la inundación destruyéndose en varios puntos, llegando a necesitar sobre una alcantarilla un puente Bailey, que sigue allí. La conexión con el Santiago del Estero es clave en este trayecto.

La desesperación y la falta de respuestas generaron acciones de productores que tomaron por sus propias manos la abertura de canales o cunetas que generaron problemas e incluso enfrentamientos.

La lluvia volvió en noviembre, y también bajó agua desde Santiago del Estero, generando que se vuelvan a cortar caminos e incluso que varios campos volvieran a inundarse.

Otros sectores, poco a poco se van recuperando, las empresas que se dedican a la venta de insumos y maquinarias, también se reunieron para resolver los financiamientos de deudas y de nuevos gastos, ya que las ayudas tanto nacionales como provinciales eran escasas ante el impacto que sufrieron pequeños, medianos y grandes productores en la región.

Fin de año en la ruta

La llegada del nuevo gobierno comenzó a generar preocupación, pero los productores tomaron como buena señal, las palabra de Alberto Fernández de no tomar medidas sin consensos, pero a pocos días de su asunción, las medidas de aumentar las retenciones, a través de un DNU, generó la inmediata respuesta de los productores, que se reunieron en asamblea en la Ruta 89, y no descartaron pasar las fiestas en la ruta, si las medidas se fortifican con algún aumento más.

58maquinas suelos.jpg
Con el gran desafío de recuperarse, pero con preocupación por los aumentos de retenciones, el productor del sudoeste continúa trabajando.

En el medio de este complejo año, el productor nunca paró, no dejó de trabajar para recuperar sus suelos, sus animales, e incluso los caminos, se mantuvieron incorporando tecnología, y capacitándose, ahora esperan respuestas de parte del Gobierno Provincial y Nacional, sobre todas los puntos que anunciaron en sus plataformas, y ante un complejo escenario pensando en la recuperación.

Fuente norte