Una ballena se tragó un hombre y lo escupió vivo

0
603

«Sentí un golpe y todo se oscureció», dijo Michael Packard, un buzo pescador de langostas quien vivió una extraña y aterradora experiencia mientras nadaba en el Cabo Cod. El hombre estuvo atrapado en una ballena de 30 toneladas durante 40 segundos.

Con su equipo de buceo, Packard se encontraba a 13 metros de profundidad cuando de repente sintió un “gran golpe” que lo sumergió en la oscuridad.

En un primer momento el buzo no entendía qué le había pasado y asumió que un tiburón blanco lo había atacado, pero cuando miró a su alrededor no vio ningún diente. Completamente confundido, la revelación del lugar donde estaba se hizo presente: era la boca de una ballena que intentaba tragarlo.

“Hola a todos, quiero aclarar lo que me sucedió hoy. Buceaba para buscar langostas cuando una ballena jorobada intentó comerme. Estuve dentro de su boca cerrada durante 30 a 40 segundos, antes de que emergiera a la superficie y me escupiera”, escribió el pescador de langosta Michael Packard, de 56 años.

Y comentó: “Luego caí en la cuenta, oh, Dios mío, estoy en la boca de una ballena… y está intentando tragarme. Pensé, bueno este es el momento voy a morir”.

Sobre cuál es su estado de salud, Dijo: “Tengo moretones por todos lados pero ningún hueso roto. Agradezco a los salvavidas de Provincetown por sus cuidados y ayuda”.

Del curioso hecho hay un testigo que estuvo en primera fila y es Josiah Mayo, quien acompañaba a Packard en la pesca y contó al medio local Cod Times que vio el momento en que su compañero salió eyectado por la ballena en el océano Atlántico y fue quien llamó a los salvavidas.

Jooke Robbins, investigadora y experta en ballenas del Centro de Estudios Costeros de Provincetown, declaró a la agencia de noticias AFP que nunca había escuchado hablar de un “accidente” similar.

Cuando estas ballenas buscan comida, “se lanzan con la boca abierta, tragan peces y agua muy rápidamente, y luego rechazan el agua a través de sus barbas”, que actúan “como un filtro”, explicado.

«Su boca es bastante grande» pero «su garganta es bastante estrecha, no hay ninguna posibilidad de que pueda tragar algo tan grande» como un hombre, agregó.

Fuentes: Minuto Uno – Misiones Online