Una vecina mayor llevó su calvario a la vereda de Sameep

0
75

Lucía Zeniquel de Rossi es peluquera hace más de 40 años en su local de la capital chaqueña, sobre calle Colón al 700. Desde el 12 de abril permanece con un caño roto en la entrada de su local y hogar. Hoy, a casi un mes de su angustiosa situación, no le quedó otra opción que manifestarse en la vereda de Sameep para que las autoridades escuchen su reclamo y sus denuncias.

La desagradable situación comenzó el 12 de abril, cuando «Lucy» notó que su cámara de inspección estaba repleta de agua, por lo que hizo el reclamo a Sameep.

Al arribar los operarios le informaron que allí había una pérdida que debía reparar. Lucy hizo caso y contrató plomeros que cavaron un pozo en la entrada de su casa, pero no pudieron solucionar el problema porque ingresaba agua servida desde la calle.

«Hace un mes entero tenemos agua servida rebasando en nuestra cámara de inspección y es porque la red cloacal (de la calle) está desbordada» , dijo la mujer.

Lucía presentó una carta en Sameep e incluso recibió a  operarios que llegaron con «camiones aspiradores» y aun así el problema persiste.

«No les importa para nada nuestra situación, esto afecta a toda la cuadra», dijo la mujer.

«Cuando vinieron los camiones aspiradores e instalaron mangueras en ambas esquinas de la cuadra, succionaron agua y el nivel de mi cámara disminuyó, pero a los diez minutos se volvió a cargar» . «Así no pueden trabajar los plomeros y tengo esta abertura en el patio hace un mes», dijo.

«El peligroso no es solo para mí, que soy una mayor y tengo que andar a los saltos para esquivar el pozo, también es peligroso para mis clientes», explicó Lucy.

«El caño roto está en mi patio de entrada, pero los plomeros que contraté no lo pueden reparar porque ingresa agua servida desde la calle».

Fuente norte