Viajar ocho cuadras en remís se paga 50 pesos

0
333

El transporte no puede estar exento de los vaivenes económicos que pasan por la desregulación del mercado de los combustibles, la incidencia que tiene en el día a día la cotización del dólar y el sostenido incremento en el costo de vida.

En la volatilidad del contexto, lo que tomaban regla los servicios de remises y radiotaxis de efectuar dos incrementos por año de la tarifa nada hace garantizar que pueda mantenerse.

NORTE dialogó con integrantes de la Asociación de Propietarios de Agencias de Remises (APAR) como también con empresarios fuera de este espacio que marcaron que la actualización tarifaria es la única alternativa para hacer frente a este escenario.

“Nos vimos en la necesidad de incrementar la tarifa mínima entre un 15 y 25 por ciento, lo que llevó a que se paguen 50 pesos por los 1000 metros”, sostuvo Edmundo Cáceres integrante de la APAR para marcar lo que pagará el usuario por trasladarse apenas ocho cuadras contando las bocacalles.

El dirigente señaló que unas 18 agencias que componen este colectivo que se ven perjudicados por ser uno de los últimos eslabones de una cadena que sufren la crisis económica. Cáceres explicó que el sector no puede acompañar en paralelo el aumento de los costos sino que debe soportar la inestabilidad y esto implica destinar más horas de trabajo.

“Los repuestos y los insumos mueven su costo a la par del dólar, subieron por encima de lo que se incrementó la tarifa mínima, pero las familias también perdieron poder adquisitivo y con ello hace un año bajó la demanda y cada vez se nota más”, indicó.

En la misma línea se expresó Gerardo Franco propietario de una agencia capitalina que señaló que desde inició de mes llevó la tarifa mínima de 35 a 50 pesos.

“Nosotros como gran parte del rubro venimos aguantando desde el 1 de enero con la misma tarifa, pero la situación se volvió compleja e imprevisible, el aumento de la canasta básica, los servicios públicos y los insumos empujan a esta situación”, explicó.

Franco agregó que un retoque en las tarifas también genera una progresividad de suba de costos de otros componentes monetarios del sector, como lo que se paga por el funcionamiento de la base o el alquiler del vehículo.

“Todo está concatenado y se traslada desde lo que perciben los operadores que atienden los llamados como los que los dueños de los móviles establecen como canon diario”, ejemplificó.

 

ACOMPAÑA LA ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS

Por su parte, desde la Asociación de Propietarios de Remises, Guillermo del Río, señaló que vienen manteniendo conversaciones con otras organizaciones y que acompañarán el incremento en los próximos días.

Indicó que al menos como paliativo existen canales de diálogo con autoridades municipales para flexibilizar lo que tenga que ver con controles que se exigen para circular.

En esa línea expresó que se analizan que las verificaciones vehiculares y otros requisitos que se solicitan de forma semestral puedan efectuarse solamente una vez al año.

Fuente diario Norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here