Villa Ángela: detuvieron a un hombre y secuestraron más de un millón de pesos y tarjetas de débito

0
86
La policía allanó dos domicilios y también secuestró cuadernos con anotaciones, celulares y documentos. Esperan más datos para poder confirmar de dónde provienen el dinero y las tarjetas.

Un importante operativo realizó en Villa Ángela la Policía de Chaco a través de la División Delitos Económicos y Leyes Especiales y la División de Investigaciones de la nombrada localidad en el que hubo un millonario secuestro de dinero, tarjetas de débito, DNI y otros elementos de interés para la causa como resultado de dos allanamientos.

La policía chaqueña confirmó durante la siesta de este martes que incautaron 200 tarjetas y más de un millón de pesos. Incluso habían programado una conferencia de prensa para las 19 con el objetivo de brindar más detalles, pero finalmente la pospusieron para el miércoles argumentando que entrada la tarde los operativos aún continuaban.

Según FM Manantial y luego confirmado oficialmente, uno de los allanamientos se llevó a cabo en un domicilio del barrio Mocoví de Villa Ángela y allí se secuestró $1.213.000 . Luego se avanzó con otro procedimiento en un local comercial y allí la policía encontró un total de 259 sobres con tarjetas de débito  más los DNI de sus titulares.

La pesquisa nació cuando personal de seguridad del NBCH que monitorea los cajeros automáticos advirtieron que en uno de Villa Ángela un hombre y una mujer tenían varias tarjetas de débito con las que extraían dinero. En aquella oportunidad estuvieron 25 minutos y habrían extraído un total de 258.200 pesos con 34 tarjetas distintas.

Fue eso lo que desató la investigación policial tanto de Delitos Económicos como de Investigaciones. Se analizaron cámaras y se cruzaron datos hasta poder identificar a la pareja. Pudieron saber que además poseían una panadería.

Con esto, la justicia hizo lugar a los pedidos de allanamiento y del domicilio del barrio Mocoví se secuestró más de un millón de pesos y un celular. Por otra parte, se avanzó con otro procedimiento en la panadería propiedad de los dueños de la vivienda.

De allí se incautó un total de 256 sobres con tarjetas de débito y los correspondientes documentos de identidad. Afirman que en los sobres estaban escritas las claves. La policía se quedó también con un cuaderno de anotaciones y otros dos celulares.

Por la situación, se detuvo a un hombre propietario del comercio, de 51 años, por supuesta usura.

La investigación está bajo las órdenes de la fiscal Gisela Oñuk, quien continuá con las diligencias para terminar de establecer el delito cometido.