Ya se trabaja en la toma sobre el Paraná y el obrador se instalará en Sáenz Peña

0
209

El gerente general de Sameep precisa la reanudación del Segundo Acueducto del Interior que se extenderá 512 kilómetros, con 315 ya hechos.

El gerente general de la empresa provincial Sameep, Ricardo Requena dio detalles sobre el reinicio de las obras del Segundo Acueducto del Interior, con frentes de trabajo en Barranqueras (la planta potabilizadora) y un obrador en Sáenz Peña, desde donde se ejecutará el tendido de caños en los tramos que faltan hacia localidades del sudoeste y oeste provincial. Esta obra había sido paralizada entre octubre y noviembre de 2015. Hasta entonces, se había completado un 65% del total, de modo que ahora se debe cumplir con el restante 35%.

”La obra se paró al final del gobierno anterior. Lo último que se hizo fue llegar con el acueducto troncal hasta Sáenz Peña. Por suerte se terminó y se habilitó esa parte, si no hubiéramos tenido graves problemas”, sostuvo el funcionario.

Así, resaltó que a partir de ese tramo pudo duplicarle la provisión a la ciudad termal, aunque marcó que todavía es insuficiente la llegada de agua potable al interior provincial. “La gente se confunde y cuestiona cuántas veces se va a inaugurar. Pero acá nunca se inauguró, sólo se habilitó el troncal (hasta Sáenz Peña), con agua de las plantas que producen para el área metropolitana, que por suerte habían sido ampliadas en 2014”, precisó.

En declaraciones a radio Universidad, el funcionario de Sameep recordó que el 10 de julio pasado se firmó el acta de reinicio de obra. A partir de allí, en 18 meses, si las condiciones climáticas lo permiten y los pagos se suceden como está previsto, se finalizaría el Segundo Acueducto.

Frentes activos

Requena confirmó que las contratistas ya comenzaron a trabajar en el hormigonado de pilotes y tolvas en la planta potabilizadora ubicada en Barranqueras. A la vez, precisó que la constructora alquiló un obrador en Sáenz Peña “para establecer rotaciones y desde allí concretar el reinicio de los tramos que faltan, que son unos 200 kilómetros”. De ahí que recordó que del total de 512 kilómetros de extensión, se ejecutaron 315.

Así, desde Sáenz Peña, donde se instalará la base en el interior, se movilizarán equipos para completar los tramos hasta Tres Isletas, desde Avía Terai hacia Los Frentones y desde Avía Terai hacia General Pinedo.

En tanto, en la planta de toma sobre el río Paraná también hay movimientos. NORTE pudo comprobar ayer que hay máquinas trabajando, lo que también fue ratificado por Requena. “Hay máquinas trabajando desde el muelle, en la limpieza del terreno para continuar con la implantación de los pilotes que sostendrán los caños de agua cruda”, indicó.

En ese punto destacó que la toma y el acueducto de agua cruda son “obras novedosas” porque hay un doble tendido de caños que transportan el agua desde el Paraná hasta la planta potabilizadora. Se trata de caños de 1200 milímetros de diámetro, aéreos, sostenidos por pilotes y unas “camas de hormigón ubicadas cada siete metros”, describió. Ese sistema se diseñó así “previendo eventuales crecidas del río, de forma que los caños siempre queden expuestos”.

Con respecto al abastecimiento de Villa Ángela a través del ducto, Requena explicó que “tener 800 metros cúbicos más en Sáenz Peña, el doble de lo que llegaba, permitirán abastecer a esa ciudad durante casi 24 horas e incrementar el caudal a Villa Ángela”. “Gracias a las últimas lluvias llenamos los reservorios y nos permiten poner en marcha las dos plantas compactas, con lo que mejoramos la dotación a esa ciudad y algo a Du Graty y Santa Sylvina”, ponderó.

98% de la población abastecida

En otro punto, el gerente general comentó que al plan de obras hídricas diseñado durante la gobernación de Jorge Capitanich no le falta mucho para completarse. Cuando los acueductos previstos estén funcionando, proveerán con agua potable al 98% de la población urbana del Chaco. “En el transcurso de un año y medio más lo podríamos cumplirlo, además de abastecer a población rural”, marcó y dijo que “en el inicio de esta gestión el gobierno se planteó la universalización del servicio”.

La red en Charata con 30% de avance

Ricardo Requena confirmó un 25 a 30% de avance de obra de las redes de distribución de agua potable en Charata. “Son redes finas porque lo que hay que hacer es la distribución en la ciudad con 9000 conexiones previstas”, puntualizó.

“Cuesta trabajar en zonas urbanas. Costó mucho ponerla en marcha a la obra pese a que se licitó en 2015 y recién el año pasado pudimos iniciarla”, comentó.

Los recursos que financian los trabajos provienen de un crédito del Banco de Desarrollo de América Latina (ex CAF), fiscalizados por el Programa Norte Grande. “‘Ellos pagan directamente pero las certificaciones y los controles están a cargo de la provincia, es decir, de Sameep”, puntualizó.

Fuente Diario Norte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here